dijous, 10 de desembre de 2009

Pablo Neruda

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera.